Paso de gigante del Cadete «A» al ganar un duelo directo

A todo o nada jugaba su encuentro el Cadete “A” en terreno del Nuevo Boadilla “B”. Las directrices de Vitín así como la motivación de los villalbinos se antojaba crucial para superar este difícil trance por la permanencia, y más cuando los locales golpearon primero teniendo que ir el C.F. Collado Villalba a contracorriente.
Después de varios intentos fallidos, los amarillos logran el empate y tras haber hecho lo más complicado, llegaban al segundo acto con retoques en el esquema inicial consiguiendo con ello perforar las mallas por segunda vez.
El Nuevo Boadilla “B” se quedó con uno menos tras ver cartulina roja uno de sus jugadores, y con más espacios, el C.F. Collado Villalba empezó a encontrar la comodidad para llevar al marcador el 1-4 definitivo. Aún así, los de Boadilla no bajaron los brazos y jugaron sus cartas a bombear balones arriba debaratándolos Álvaro Muñoz.

Segundo empate consecutivo sin goles del Cadete “B”. El conjunto de Juan Antón dominó su duelo frente al Atlético Villalba “B”, fabricando claras oportunidades tanto en la primera como en la segunda parte. El buen trabajo defensivo no consiguió traducirse en puntería arriba, lo que hizo que los rayados dieran por bueno el punto.

El Cadete “C” salió al verde del Puerta de Madrid “B” con hambre, demostrando en todo momento poderío en defensa y medio campo.
Los de Mario García Baños encontraban con facilidad a Julián Cuesta, que en su rol de mediapunta, daba muchos quebraderos de cabeza a los majariegos, pudiendo conectar con la punta de ataque representada por Antonio y Jorge, aunque no se encontró la definición deseada.
Quien si vio puerta fue Jorge Teso con un bonito gol de volea culminando una acción entre él mismo, Julián Cuesta y Rodrigo.
El pistón defensivo bajó ligeramente cuando Javier González fue amonestado y el ariete local aprovechó ese hándicap para poner las tablas.
En la segunda mitad, y tras mover banquillo Mario García Baños, los de la escuela se reactivaron y obligaron a los zagueros del Puerta de Madrid a sacar hasta dos balones debajo de los palos.
En los últimos minutos se produjo la jugada clave. Salida de un córner y un derribo es señalado como pena máxima en contra de los villalbinos que los locales transforman con el 2-1 final. Lo que hizo que los majariegos se cerraran minando las opciones serranas.