LAS ALTAS EXIGENCIAS DE LOS PARTIDOS PESARON EN UNOS BRILLANTES JUVENILES

De nuevo, la crisis del COVID-19 obligó a aplaza el encuentro del Juvenil “A” ante la A.D. Calasanz Pozuelo, por lo que esta jornada pudimos disfrutar en los Campos Municipales de los encuentros de Juvenil “B” y Juvenil “C”.

Gran partido el de ambas partes en la tarde que enfrentaban Juvenil “B” y C.D. Alpedrete “B”.
Yoel adelantó a los villalbinos, reaccionando los alpedreteños con una acción trenzada.
Los de Julián Hernández empezaron a notar la exigencia física del encuentro, que hasta entonces se había mantenido con igualada a dos tantos durante un largo lapso de tiempo. En el 82 de partido los canteros hacían el tercero, y encontraron huecos para acabar imponiéndose por 2-5.

El Juvenil “C” empezó con dominio del esférico en su partido frente al Aravaca C.F. “D”.  Por el contrario, los de Aravaca buscaban un fútbol más directo intentando ganar las espaldas a la zaga villalbina. Con ello, el encuentro comenzaron a decantarlo a su favor los visitantes antes del intermedio. Una discutida pena máxima fue detenida primero por Dani, pero al lanzador le cae el rechace y no perdona. El segundo gol visitante llegó poco después.
Nada más iniciarse el segundo periodo, el C.F. Collado Villalba tiene un penalti a su favor que Jon ejecuta con acierto recortando las diferencias. Los de Mario García Baños siguieron entonces llevando el peso del partido hasta que finalmente, los de Aravaca, a la contra, cerraron con el 1-3 definitivo.