La victoria del Cadete «B» en el derbi le mantiene en lo más alto

Partido de tú a tú del Cadete “A” en casa del C.D. Villanueva de la Cañada. Los de Jorge Tudela se pusieron pronto por encima en el marcador gracias a un Juan Marín que sigue en excepcional estado de forma.
El C.F. Collado Villalba defendía bien y salía arriba con contragolpes peligrosos. Aunque en el último minuto, los verdes empataron con un gol en posible fuera de juego produciéndose el segundo en similares circunstancias. La polémica arbitral seguía con otro posible penalti no señalado por el colegiado cuando un jugador villalbino cayó en el área.
Los amarillos trataron de reponerse a tales jarros de agua fría volcándose sobre la portería local, pero los villanovenses, al contragolpe, pusieron el 3-1 definitivo que suponía un duro castigo para los de Jorge Tudela.

El Cadete “B” supo superar el muro del 4-5-1 planteado por el Atlético Villalba “B” dificultando la circulación de pelota de los de Juan Antón.
Mientras los rayados se encerraban esperando su oportunidad, el C.F. Collado Villalba insistía exigiéndose cada vez más así mismos. Con ello, Adrián Zorrilla adelanta a los amarillos en un córner ensayado y en la segunda mitad, algo espesa, también sirvió para que los de Juan Antón metieran el 2-0 definitivo gracias a una acción de Adrián Zorrilla por la banda izquierda rematada por Dani Ahwazifar de volea.

Al Cadete “C” se le escapó un partido igualado en sus primeros compases, pero que a partir del cuarto de hora cogió el tinte villalbino. En el 20, tras una apertura a banda a Isma, éste consigue filtrar un pase cruzado a la espalda de los zagueros del C.D. Prodet Pozuelo Liceo Sorolla “B” a fin de que fuera Moha el encargado de abrir el marcador. Tres minutos más tarde, los de Andrés Barquilla hacen un verdadero golazo obra de Javi con motivo de una falta lateral.
Pasada la media hora, el hambre del C.F. Collado Villalba seguía dando guerra a los pozueleros y Chiriki marca el tercero y el cuarto pudo caer en otra acción desbaratadas por los zagueros locales in extermis.
Tras el descanso, la reacción pozuelera se consumaba transformando un penalti primero y dos minutos después aprovechan un robo de pelota para anotar y meterse nuevamente en el partido.
Con la llegada del empate a tres, los villalbinos se lanzan al ataque a recuperar el terreno perdido. Pero pasada la hora de juego, el C.F. Collado Villalba comete otra pena máxima que supuso el 4-3 definitivo para los de Valle Cañas.