La despedida de Iker Ariza

Iker Ariza empezó su etapa en el C.F. Collado Villalba en Prebenjamines. Estos años “me han enseñado a mejorar en todos los aspectos futbolísticos, a mejorar mis flaquezas, pero sobre todo a conocer gente nueva y tener una familia en este club” nos comenta.

Iker Ariza deja nuestra disciplina después de cumplir su tercera campaña en categoría Juvenil y varios ascensos a sus espaldas. Pero nos quiere destacar su segundo año infantil y segundo año cadete donde “estaba en mejor forma y me sentía más cómodo en el campo. En segundo año de Cadete logré marcar 16 goles quedando como el segundo máximo goleador del equipo y la verdad es que estoy muy orgulloso de eso, porque no se me considera un jugador con gol”.

También Iker nos hace mención a sus tres años como juveniles que han supuesto el cierre de una etapa. “Mis tres años en juvenil también me parecen muy importantes, sobre todo el primero después de salir de una lesión de espalda donde estuve sin poder hacer nada seis meses” Todo un ejemplo de superación complementado “con otros dos años para volver a mi mejor forma en una posición en la que no estaba acostumbrado a jugar, y al final me terminé acostumbrando y me gustó” puntualiza Iker.

Cerrada su etapa, es hora de buscar nuevos horizontes y en ese aspecto “no se lo que haré, tengo que pensarlo porque hay muchas cosas a mi alrededor que están cambiando, y tendré que decidir acorde a esas cosas, pero me encantaría seguir jugando. Pero sino pues seguiré como llevo los dos últimos años de juvenil, empezando mi futuro como entrenador”. Concluyó Iker Ariza.

Sea cual sea su decisión, el club quiere desde aquí no sólo respaldarle en su futuro, sino también desearle mucha suerte en los nuevos caminos que escoja.