Infantil «A» e Infantil «B» siguen contando sus partidos por victorias, y el Infantil «C» se estrena

El Infantil “A” sigue en los puestos altos de la clasificación tras sus dos primeros partidos de liga. Los de Rubén Pérez impusieron la efectividad sobre la rocosidad del E.F.M.O. Boadilla “B”.
Llamas adelantó a los suyos en un córner y posteriormente con una acción entre Chacón y Carlos se finalizó por Javi con el segundo. El mismo Chacón puso el tercero en un mano a mano.
Antes del intermedio llegó el 1-3 con una jugada de rebotes en el área sin que se lograra despejar el balón.
En la segunda parte, los de Boadilla acortaron distancias y obligaron al C.F. Collado Villalba a reaccionar. Algo que se produjo con el cuarto gol obra de Gon con un centro que se fue envenenando hasta encontrar puerta. Llamas de tiro lejano anotó el segundo en su cuenta particular mientras que a diez minutos de la conclusión, el E.F.M.O. Boadilla llevaba el 3-5 definitivo al marcador.

El Infantil “B” salió inspirado en su partido contra el C.D. Alpedrete “B”, manejando bien el balón y buscando la espalda de los defensores. Y así se produjo el primer gol, con un balón que Marcos Pico filtró a Íñigo, quién no perdonó.
Los de Sergio Pérez seguían creando y fruto de ello llegó el segundo de la mañana. Íñigo también fue partícipe en el pero como asistente, ya que metió el centro para que Darío definiera.
Los alpedreteños, de vaselina, recortaban la diferencia y a partir de ahí, los visitantes empezaron a presionar más y a obligar a los villalbinos a defender con uñas y dientes el 2-1 con el que concluyó el partido.

El Infantil “C” ha inaugurado su casillero de victorias en la presente campaña dominando de principio a fin su encuentro ante el F.C. Villanueva del Pardillo “D”.
Los de Julián Villar tocaban, combinaban y mantenían la posesión y fruto de ello llegó el primero de la mañana. Buena recuperación entre Mario y Adam para que Rodrigo finalizase la acción de manera exitosa.
El C.F. Collado Villalba seguía apretando y estrelló dos balones más contra el poste antes de llegar al descanso.
En la segunda parte, el cuadro villalbino seguía siendo un equipo compacto y completo, con buena presión y concediendo poco en defensa.  Ello se completaba robando y saliendo rápido con el balón.
Rodrigo fue el autor del segundo tanto al sortear a sus defensores finalizando la jugada desde la frontal del área. Y de manera similar el propio Rodrigo dejaba todo visto para sentencia con el tercero.
Al final, con una jugada embarullada, los de Villanueva del Pardillo pusieron el 3-1 definitivo.