El Infantil «B» asciende a Primera.

El triple empate a 45 puntos entre C.D.E. Alberto Cogorro, Hoyo de Manzanares y C.F. Collado Villalba. Dejaba con la miel en los labios a los de Sergio Pérez. El que ahora será entrenador de Infantil “A”, dirigió a un grupo unido, que durante gran parte de la campaña estuvo encabezando la tabla y encadenando victoria tras victoria, logrando así ser uno de los mejores terceros que quedaban a la expectativa de alguna renuncia como así ha sido. Para Sergio Pérez, el hecho de ascender tras un abandono significa que “aunque sea un ascenso no directo y si como uno de los mejores terceros es algo para estar orgulloso. Los chicos hicieron una grandísima temporada y desde luego que se lo merecen”. A lo que además quiso puntualizar que “El trabajo y el esfuerzo siempre tienen su recompensa, peleamos por ese objetivo y los chicos siempre creyeron en él, por eso lo merecen más que nadie”.

El grupo del ascenso será el que dibuje las bases de lo que será el nuevo Infantil “A” en Preferente y así nos lo hace saber Sergio Pérez. “Cuento con todos y cada uno de ellos para este Infantil “A”. La temporada pasada todos demostraron ser un equipo, una familia y ninguno se podía quedar fuera de este proyecto. El grupo es prácticamente el mismo salvo cuatro jugadores que pasaron a Cadete y alguna nueva incorporación de Alevín”.

Para el Infantil “A” que marca una línea continuista en el éxito del Infantil “B” de la pasada campaña, no existe la palabra temor en la cabeza de Sergio Pérez a pesar de afrontar dos categorías más. “Intentaremos estar a la altura y pelear por los puestos altos de la clasificación, a pesar de ser dos categorías más, veo al equipo capacitado para ello, y Rubén Pérez hizo el año pasado un gran trabajo con este equipo”.

Para la campaña 2020-2021, será precisamente Rubén Pérez el que esté al frente de este nuevo proyecto del Infantil “B” en Primera Infantil. El plantel contendrá muchas novedades y Rubén Pérez, en ese aspecto nos comenta que “es un contratiempo positivo para el club, no cambiará nada para el club dada la situación actual que es incierta. Con lo cual iremos semana a semana estando pendientes de los acontecimientos, cuando el inicio sea real ya trataremos ese cambio firmemente”.

Con este ascenso algo más tardío que el del resto de clubs, el técnico del Infantil “B” nos dice que “en segunda el objetivo era ir partido a partido como se lleva diciendo mucho tiempo, pero con la realidad de tener un equipo con aspiraciones altas y que nos hiciera soñar con algo bonito. Ahora en primera no sabría qué decir, pero nunca es tarde para soñar por lo grande y ser optimistas.  No está la cosa para pensamientos negativos con lo cual si esto comenzase iríamos con todo por qué mi mentalidad es ganadora y es lo que quiero inculcar a mis chicos” concluye Rubén Pérez.