El Infantil ADS rompe la mala racha y se alza con los tres puntos

El Infantil ADS volvió a conseguir el máximo botín en Navaharmado tras imponerse por 2-3 a El Escorial “B”.
Los pupilos de Julián Andrés Hernández iban por debajo en el marcador a los cinco minutos de partido, y tuvo que verse hasta con un 2-0 en contra lo que hacía la cuesta bastante empinada.
Antes del intermedio, los villalbinos anotaban el gol psicológico y eso fue clave en la moral de los chicos, que creyeron en la remontada y al poco de iniciarse la segunda mitad se lograba la igualada a dos.
En el último suspiro, la escuela del C.F. Collado Villalba, a través de una falta, se sacaba de la chistera el gol que le daba los tres puntos con el 2-3 final.

Dura tarde para el Infantil “A” que sufrió un duro castigo frente a un Atlético Villalba que ejerció galones de líder.
Aunque los primeros minutos fueron buenos para los de Sergio Pérez, el Atlético Villalba marcó el primero en el minuto 5 desde los fatídicos once metros y uno más tarde, tras un robo en el saque de centro, abrieron la brecha.
El C.F. Collado Villalba no cejó en su empeño. Los de la escuela ponían buen fútbol mientras que el líder afinaba puntería para irse con 4-0 a su favor al descanso.
En la segunda mitad, el Atlético Villalba tomó la manija y anotó hasta cuatro dianas más para vencer finalmente por 8-0, aunque los de la escuela crearon alguna oportunidad a la contra.

El partido para el Infantil “B” en terreno de Las Encinas de Boadilla comenzó de tú a tú. Los de Rubén Pérez cerraban bien sus líneas y los de Boadilla no querían asumir riesgos.
Ese ten con ten generó algunas ocasiones para los villalbinos en botas de Yeray y Llamas. Pero en un fallo defensivo, los de Boadilla pusieron el primero de la mañana y antes del descanso llevaron el segundo que complicaba las cosas a los de Rubén Pérez.
En el segundo acto, el C.F. Collado Villalba tuvo otras dos ocasiones cuyos protagonistas fueron Javi y Dani Pero el tercero llegó en un córner mermando mucho las opciones villalbinas.
El 4-0 se produjo en un balón no acertado a despejar y el delantero local anotó. Los de Rubén Pérez comenzaron entonces a reencontrar su sitio sobre el verde y Dani puso el primero aprovechando un envío de Darío y Llamas volvía a acortar distancias con un excepcional golpe franco, consiguiendo aún más oportunidades para esperanza de milagro.
Edu subió a rematar un córner en el último arreón en busca de la épica, pero ello supuso el contragolpe final que hizo que Las Encinas de Boadilla ganaran por 5-2.