EL CADETE “A” VENCE CON TRABAJO Y EL CADETE “C” LO HACE REPONIÉNDOSE

Jorge Furones varió ligeramente su esquema a fin de que el Cadete “A” pudiera afrontar con garantías el partido en campo del C.D. Retamar.  Consiguiendo que los planes funcionaran a la hora de salir desde atrás, con Toni y Halim encontrando las espaldas de los mediocentros pozueleros.  Enaitz también se adueñaba de la medular e Iván molestaba a los oponentes con su velocidad.
Pasado el ecuador del primer periodo, Enaitz coge el balón en el centro del campo, controla y la cuela en la portería desde la larga distancia. Y cuando ya se cantaba el segundo, el meta local le desbarató a Toni su oportunidad.
Los villalbinos supieron reponerse a una expulsión que les dejaba con uno menos. El rigor táctico seguía su curso y Gael bajo palos desbarató una falta que salvó los tres puntos con el 0-1 final.

Algunos errores condenaron al Cadete “B” ante el C.D. Sevilla la Nueva “B”. Con dos de desventaja, los de Marcos San Segundo combinaron en la frontal y Aaron definía driblando al guardameta para acortar la diferencia.
Los villalbinos pudieron igualar en un pase al hueco que no dio resultado y en esa misma jugada, el contragolpe visitante les daba el tercero.
La segunda mitad tuvo tinte amarillo, llegando a marrarse dos mano a mano. Y cuando mejor pintaban las cosas para los de Marcos San Segundo, hasta que un discutido penalti les vuelve a alejar en el marcador. Sin que finalmente se pudiera evitar la derrota por 1-6. 

El Cadete “C” se desplazaba a terreno del C.D. San Agustín Los Negrales “B” donde más allá del viento, las estrechas dimensiones del terreno de juego podían ser un inconveniente para los de Juan Antón.
A pesar de que los locales esperaban, Maykel y Toni gozaron de las dos primeras ocasiones sin premio.
Un golpeo en largo pega en uno de los jugadores de Los Negrales y se convierte en vaselina siendo el primero de la tarde.
Una buena acción de Marwan llega a Toni que lo intenta, acabando el rechace acaba en pies de Louai, que no perdona. 
Retoques tácticos de cara al segundo periodo, anulando a los locales y empezando el vendaval villalbino. Piñu con hack trick, Pablo por partida doble y Moha llevaron el encuentro al 1-7 final.