El Alevín F11 sigue intratable. Alevín «A» y Alevín «C» dan un espectáculo de muchos goles

El Alevín F11 salió con claras intenciones de presionar en terreno de la A.D. El Real de Manzanares. Pero fueron los locales los primeros en inquietar desde el punto fatídico, mandando estos el cuero fuera.
Poco a poco, el C.F. Collado Villalba perfeccionó su pressing y se marcharon al descanso con tres goles de ventaja firmados por Héctor, Dani y Sergio.
Los de Álvaro Aybar continuaban con presión alta en el segundo periodo, añadiendo a ello la confianza del resultado cosechado en el primer periodo.  Mientras tanto, a los de Manzanares el Real les costaba sacar la pelota.
Gracias a esa asfixia, Eduardo caza un balón en la frontal y de volea marca el cuarto.
A partir de ahí, el C.F. Collado Villalba apostó más por la posesión, consiguiendo Coke el quinto con una internada por su flanco.
En los minutos finales, El Real de Manzanares gozó de otro penalty a favor, detenido por Javi y tras otros dos rechaces, los locales marcan el 1-5 definitivo.

Muy bonito el partido vivido entre Alevín “A” y Alevín “C”, con ambos conjuntos muy bien colocados y oportunidades para los dos contendientes.
El Alevín “C” golpeó primero al saber imprimir velocidad al partido, llegando así al intermedio.
En la segunda mitad, el guion fue similar. Oportunidades para los dos contendientes con los de Rafael Martín “Rafita” teniendo más tino para llegar a ponerse por delante hasta en 0-3.
El tanto de penalty para los de José Manuel Guerrero les espoleó y llegaron a ponerse a uno de diferencia. Los de “Rafita” pusieron de nuevo hueco aprovechando un despiste y en el final del partido llegó lo mejor. El Alevín “A” llegaba a ponerse hasta con 5-4. El entrenador del Alevín “C” apostó entonces por dos puntas para conseguir la igualada a cinco final, algo que permite a los de “Rafita” seguir liderando y a los de José Manuel Guerrero continuar en la zona noble.

La puntería del Atlético Villalba “B” fue letal para el Alevín “B”.  El conjunto rayado convirtió en gol casi cada llegada, anulando así la voluntad y el esfuerzo de los de Carlos Durán, quienes llegaron en diversas fases a embotellar al Atlético Villalba a pesar del 2-4 final.

El Alevín “D” no pudo superar a un C.D. Antavilla que se postulaba como segundo clasificado, y acabó sucumbiendo por 10-1.